Ayudas fiscales para rehabilitar la vivienda

Hasta el 31 de Diciembre de 2012 se amplía la deducción del 10% al 20% en el IRPF con una deducción máxima de 6.750 euros, para la rehabilitación de todo tipo de inmuebles, ya sean segunda vivienda o inmuebles destinados al alquiler.

Las obras objeto de la deducción deben estar destinadas a mejorar la eficiencia energética, el uso del agua, la accesibilidad a la vivienda, la instalación de infraestructuras de acceso a internet o a la TDT. Sin olvidar, que muchos de estos trabajos están sujetos al 8% de Iva.

Esta deducción será incompatible con la deducción por inversión en vivienda, si las obras que se ejecutan pueden ser objeto de ambos incentivos fiscales.

Los requisitos formales son presentar una factura detallada de los trabajos y abonar la misma por un medio de pago que acredite tal hecho, es decir, tarjeta de crédito, ingreso o trasferencia a la cuenta, cheques, pagarés o letras de cambio, en ningún caso se admitirá el pago en efectivo.

Esta medida tiene por objeto hacer aflorar la economía sumergida y crear empleo en el sector de la construcción; lo que en mi opinión no va a tener éxito por ser insuficiente.

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.