LAS COSTAS JUDICIALES Y LA DECLARACION DE LA RENTA

Pues sí, aunque sea duro, pero que muy duro, que no te den la razón en un juzgado, la DGT (Dirección General de Tributos) ha establecido que el pago de las costas judiciales es deducible como pérdida patrimonial en la declaración de IRPF; alguna ventaja tenía que tener.

Su argumento se encuentra en el artículo 48 de la Ley del IRPF, porque las costas judiciales son consideradas como renta general, que no se encuentra integrada en la base del ahorro y en caso de resultado negativo se compensará con las rentas del artículo 45.a con el límite del 10%, y si aun así el saldo resulta negativo tenemos los cuatro años siguientes para compensarlas con ganancias patrimoniales.

images

Según la consulta V0598-08 “Evidentemente, el pago a la otra parte de las costas procesales comporta una alteración en la composición de su patrimonio para el obligado al pago, produciéndose una variación en su valor, variación o pérdida que dado el carácter ajeno a la voluntad del consultante que tiene el pago de estas costas nos lleva a excluir su posible consideración como un supuesto de aplicación de renta al consumo del contribuyente, es decir, no se trata de una pérdida debida al consumo, por lo que, al no tratarse de este caso ni de ningún otro de los que el mencionado artículo 33.5 de la Ley del Impuesto excepciona de su cómputo como pérdida patrimonial, procede concluir que el pago de las mencionadas costas comporta para el consultante una pérdida patrimonial”.

Y es que no podemos olvidar que las costas judiciales causadas en un procedimiento judicial son consideradas una indemnización.

 

MARIA JESUS CONDE JAMBRINA

ABOGADA – ICA OVIEDO Nº 5776

Avda. de Galicia nº 6 – 3º Izda – Oviedo

Tel: 985 20 83 77  – Fax: 985 20 78 59

www.asvencon.com

E-Mail: mariajesus@asvencon.com

 

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.