CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGETICA

Este pasado 1 de Junio entró en vigor la obligatoriedad de disponer de un certificado de eficiencia energética para todos aquello propietarios que quieran vender o alquilar, por un plazo superior a 4 meses, una vivienda, e incluso, con gran desconocimiento, es exigible a los propietarios de locales comerciales; y, teniendo en cuenta que su exigencia es para todos aquellos contratos de arrendamiento o compra-venta que se formalicen desde la fecha indicada.

Este certificado debe incluir información relativa a las características energéticas del edificio en el que se encuentra incluida la vivienda o local afectado, así que se incumplirá absolutamente, o será de difícil cumplimiento, la normativa en todos aquellos edificios con una antigüedad superior a 35-40 años.

Por otro lado, hay expertos que consideran que esta exigencia puede ser un arma para incrementar el valor del inmueble. Y estiman que su cumplimiento supone un ahorro energético que influye de la siguiente manera:

-electrodomésticos: 12% -agua caliente: 26%
-calefacción: 10% -iluminación: 9%
-cocina: 11% -aire acondicionado: 32%
-puertas: 5% -ventanas: 10%
-chimenea: 5% -techo: 25%
-pared: 35% -suelo: 20%

Con todo ello se calcula que las certificaciones que se esperan se encuentren en una valoración entre la D y la E, pues en edificaciones antiguas será complejo encontrar valores más altos; por lo que para conseguir un verdadero ahorro energético se estima un gasto de entre 5.000 y 6.000 Euros por vivienda en caso de que la comunidad de propietarios acometiera obras de esta clase, con un plazo de amortización de la inversión de 4 años.

Para ello se han fomentado una serie de ventajas fiscales, de las que destacamos:

-se ha elevado el porcentaje de deducción de la inversión, en la declaración de la renta, al 20%, ampliando el límite de deducción anual por contribuyente a un máximo de 6.750 Euros; en este caso, se puede desgravar la obra a los largo de los tres ejercicios siguientes hasta el límite de 20.000 Euros, por lo que se puede obtener un beneficio de 4.000 Euros (20% de 20.000 Euros).

-se ha incrementado el límite de la renta anual a 71.007,20 Euros.

Las obras que dan derecho a la deducción indicada se concentran en las siguientes:

mejora de la eficiencia energética y utilización de energías renovables: consisten fundamentalmente en la instalación de paneles solares, y sustitución de carpinterías y acristalamientos con dobles cristales en las ventanas, y si consisten en modificación de los perfiles es necesaria la incorporación de rotura de puente térmico, así como, la colocación de dobles ventanas con una nueva superpuesta a la anterior.

En cambio, si la obra consiste en cerrar la terraza para ganar superficie habitable a la vivienda queda excluida del concepto bonificable de cerramiento.

garantizar la seguridad y la estanqueidad de los edificios: se incluyen dentro del concepto bonificable de intervención sobre elementos estructurales del edificio. Así mismo, se incluye la instalación de gas dirigida a mejorar la seguridad y habitabilidad o adecuarse a la normativa vigente.

Este es un resumen de los aspectos más importantes a tener en cuenta en la ejecución de obras para el cumplimiento de la normativa vigente sobre eficiencia energética.

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.