Demolición de lo ilegalmente construido

images

¿Qué ocurre cuándo se solicita una licencia de obras para la ejecución de una construcción y realmente lo que se lleva a cabo es otro tipo de edificación?. Sencillo, tarde o temprano habrá que demolerlo, puesto que conllevará una declaración jurídica de nulidad de la licencia.

Un ejemplo frecuente, en el que nos encontramos esta situación, suele ser cuándo se ejecutan obras ilegales en una vivienda, por ejemplo, porque se cierra el porche y se ejecuta otro, lo que lleva a conseguir más metros útiles, es decir, a ampliar la vivienda.

También solemos encontrarlo cuándo el propietario de un chalet construye la piscina aprovechando el proyecto y la licencia de construcción del chalet, en los que no estaba incluida tal piscina.

Así, por ejemplo, se encuentra declarado en las Sentencias del Tribunal Supremo de 7 de febrero de 2000 y 15 de octubre de 2001, que “la demolición de lo construido es la consecuencia impuesta legalmente en el caso de anulación de una licencia concedida con infracción de la normativa urbanística”.

Y esto es debido a que las obras realizadas al amparo de una licencia que contraviene normas urbanísticas, conllevan la anulación de ésta, lo que comporta la obligación de demolición de esas obras; aunque la demolición de lo construido sea una medida gravosa y suponga en sí misma costes elevados.

Cuándo ocurre un asunto de tales características, el titular de la construcción obligada a ser derribada suele encontrarse en el convencimiento de que con el pago de la oportuna sanción, está todo solventado, y nada más lejos de la realidad; una cosa es la sanción que acabará pagando y, otra cosa, es la demolición de lo construido en exceso, que acabará demoliendo, y reponiendo, además, el inmueble al estado en el que se encontraba con anterioridad a la ejecución de las obras, puesto que recordemos que la licencia de obras ha sido anulada.

Otra cuestión, bien diferente, la encontramos cuándo surgen modificaciones en el proyecto de ejecución durante la obra, los cuales siempre y cuando no incumplan las normas urbanísticas serán objeto de ampliación de la licencia de obras concedida, con los devengos oportunos de tasas sin más.

Personalmente, considero que el propietario de una construcción que se extralimita en la misma a sabiendas, está cometiendo un grave error, puesto que tarde o temprano el ayuntamiento en cuestión se va a enterar, bien por una denuncia de un vecino o, lo que es más común, cuándo el técnico del ayuntamiento acude a realizar la oportuna comprobación, puesto que ya se ha presentado el “final de obra” y acude a comprobarlo.

MARIA JESUS CONDE JAMBRINA

ABOGADA – ICA OVIEDO Nº 5776

Avda. de Galicia nº 6 – 3º Izda – Oviedo

Tel: 985 20 83 77  – Fax: 985 20 78 59

E-Mail: mariajesus@asvencon.com

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.