El derecho de bistechu asturiano

3342513066192657

Hoy os voy a hablar de un asunto curioso en Asturias, pero frecuente jurídicamente con sus hórreos. ¿Qué ocurre con el bistechu y su servidumbre?

Para empezar hay que entender que es esto del bistechu, que ni más ni menos se define como “ el espacio comprendido entre la línea formada por la caída de las aguas desde el extremo del alero al suelo y la pared de la construcción, y que discurre paralelo a ésta y a lo largo de todo su perímetro“, “1.- El bistechu es propiedad del dueño de la construcción. 2.- Para disponer del espacio que comprende el bistechu, y cuando la construcción se va a levantar en colindancia con otras propiedades o con camino público, el dueño debe retranquear previamente la pared de la construcción sobre el solar a edificar para hacer coincidir el límite de éste con el extremo del alero” .

Por eso, cuándo se insta una servidumbre por tal motivo, el bistechu, hay que tener claros cuales son los linderos del hórreo con el camino vecinal o con una finca colindante, que se resuelve por medio de la oportuna prueba pericial, ya que el Tribunal Supremo reconoce que “la acción negatoria de servidumbre, como protectora del derecho de propiedad, que tiene por objeto la declaración negativa de que un determinado predio no está sometido a un derecho real de servidumbre, cuyo presupuesto ineludible es la prueba del derecho de propiedad del demandante, propiedad que se presume libre, por lo que la parte demandada sufre la carga de la prueba de su titularidad del derecho real de servidumbre“.

Esto es la zona delante de la casa que sirve de complemento y servicio a esta, destino a uso particular.

Pero, ¿quién es el efectivo dueño de ese bistechu, cuándo nos encontramos con fincas que ni tan siquiera se encuentran inscritas en el registro de la propiedad?; pues, deberá demostrar el que pretende ser titular el efectivo dominio, que ha venido poseyendo en concepto de dueño a lo largo de los años realizando actos de efectivo dominio, en forma pública pacifica e ininterrumpida, por medio de testigos y  pruebas documentales.

Así amparado por el derecho de bistechu, el dueño de un hórreo puede ser condenado a retirar los elementos instalados en la fachada de su hórreo, así como de los cierres que delimitan su propiedad, sin perjuicio de que su derecho de paso queda afectado por la inexistencia de servidumbre a su favor.

El Derecho consuetudinario asturiano es muy peculiar, por lo que en próximos post os hablaré de otros casos con los que encontrarnos en Asturias, como las antojanas.

MARIA JESUS CONDE JAMBRINA

ABOGADA – ICA OVIEDO Nº 5776

Avda. de Galicia nº 6 – 3º Izda – Oviedo

Tel: 985 20 83 77  – Fax: 985 20 78 59

E-Mail: mariajesus@asvencon.com

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.