LA ABSTENCION DE VOTO EN UNA JUNTA DE PROPIETARIOS

Un problema común en la votación de la toma de acuerdos en una Junta de Propietarios es el valor que tiene la abstención de uno o varios comuneros; pues bien, reiterada jurisprudencia nos lleva a tomar como voto favorable la abstención en la votación y, así lo considera por entender que no ha discrepado del acuerdo el propietario que no decide en ese momento su voto como favorable o desfavorable y por el hecho de encontrarse presente en la celebración de la Junta de Propietarios conoce el acuerdo a tomar.

Pero es más, debe entenderse que la ausencia de decisión debe ser considerada en tono positivo y equiparable a la regulación que el art. 17 de la LPH le da a los votos favorables, al regular que si estos en la votación efectuada no alcanzan la mayoría de tres quintas partes que establece el párrafo primero, deben computarse como votos favorables los de los propietarios ausentes en la Junta que hubiesen sido debidamente citados y que en el plazo legalmente establecido (30 días naturales desde la notificación del acta) no manifestaran su discrepancia al Secretario de la comunidad, tal como regula el párrafo cuarto.

Pues bien, el tenor general de la jurisprudencia manifiesta que no puede permitirse que por la indecisión de un propietario el funcionamiento normal de la comunidad se vea afectado, más cuando se abstiene y está presente en la votación.

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.