Encadenamiento de contratos temporales

Hoy entra en vigor el Real Decreto-Ley 10/2011, por el cual se suspende desde esta fecha la norma que prohíbe el encadenamiento de contratos temporales por 24 meses, o lo que es lo mismo se suspende el artículo 15.5 del Estatuto de los Trabajadores.

Pero leyendo con detalle la norma me encuentro con los siguientes problemas:

1.-el hecho de que todo trabajador que haya alcanzado el tope de los 24 meses dentro del período de 30 meses, antes del día 31 de Agosto de 2011, ya es indefinido, pero el trabajador que se encuentre ya con un segundo contrato temporal realizado de forma legal, y alcance ese tope de 24 meses con fecha 31 de Agosto de 2011 o con posterioridad, ya no será indefinido.

2.- el trabajador que tenga uno o más contratos temporales en fraude de Ley es indefinido, pues este hecho se regula en el artículo 15.3 del Estatuto de los Trabajadores, y este no se ve afectado por la reforma.

3.- los contratos por obra realizados con fecha posterior al 18 de Junio de 2010, serán indefinidos cuando el contrato llegue al límite de los tres años, sin ser necesario que se les haga un segundo contrato, pues el artículo 15.1 del Estatuto de los Trabajadores no ha sido reformado y, por consiguiente, estos no se ven afectados por la nueva regulación.

Con ello, vemos un sin fin de incongruencias que llevarán a la Jurisprudencia a asentar este desfase.

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.