TELETRABAJO

Cada vez se extiende más esta modalidad de trabajo, y considero que es una buena fórmula para conciliar la vida laboral y familiar, además de reducir en buena medida los costes para la empresas, pues puede suponer una reducción del espacio necesario en oficina (lo que lleva a un ahorro en el alquiler).

Pero debemos tener en cuenta una serie de características o notas que diferencian el teletrabajo del trabajo presencial:

-es voluntario, no se puede llegar a este por la vía de las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo (error frecuentemente cometido) ni por acuerdo en convenio colectivo.

-puede llegarse desde el inicio de la relación laboral o con posterioridad a este.

-la empresa debe poner lo medios materiales y tecnológicos a disposición del trabajador, así como su formación si esta es necesaria.

-la empresa debe dejar claro al trabajador cual es su convenio colectivo de aplicación, el trabajo que debe realizar, quién es su jefe, y todo aquello que afecte al desempeño de su trabajo y de su relación laboral y que sea de importancia en esta.

 También debemos tener en cuenta que el empresario no puede acceder al domicilio del trabajador, por así regularlo el art. 13 del ET y el Tribunal Supremo en su jurisprudencia.

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.