Crecer en tiempos de crisis

En esta situación económica que vivimos me pregunto ¿porqué hay empresas que consiguen crecer e incluso generar beneficios y otras tienen que cerrar?.

Pues tiene una sencilla explicación, tienen una estrategia clara y concisa, y no olvidan que para desarrollarla deben, entre otras cuestiones:

diferenciarse de los demás: todos lo podemos hacer a través de los pequeños detalles que nos hacen diferentes a la competencia, y si nos paramos a pensarlo es simple y económico, por ejemplo, una buena atención al cliente y cuidar los pequeños detalles puede aportar un valor añadido a nuestra empresa que hace que los clientes nos prefieran a nosotros,

uso de las TIC: que tan de moda están, y para lo que tantas subvenciones tenemos, es imprescindible en los tiempos que estamos para llegar cada vez a más clientes de una forma rápida y sencilla, podemos ampliar nuestro nicho de mercado con una pequeña inversión,

formación continua: es necesesaria e imprescindible, tenemos la obligación de ir por delante de la competencia, nuestros clientes tienen que encontrar en nuestra empresa lo que no encuentran en otras, y si no, al menos, la capacidad de generación de esa diferencia,

adaptación constante a los cambios: vivimos en un mundo de constante cambio, esto está enlazado con el punto anterior, pero no llegaremos a alcanzar un nivel óptimo si no estamos motivados, y esto nuestros clientes lo perciben,

participación activa del equipo: si nuestro equipo de colaboradores observa que no estamos motivados, que no contamos con ellos, que no tenemos claro hacia dónde vamos, ellos no harán nada para integrarse de pleno en nuestra organización y, además, tenemos el riesgo de que sean captados por la competencia. Nuestro equipo es nuestro mejor valor, hay que cuidarlo.

En una ocasión me dieron un consejo, que vaya si es un bueno, “si no eres inteligente, rodéate de personas inteligentes, esto no hará que seas inteligente pero sí llegarás a hacer cosas inteligentes“. Yo os lo trasmito.

Sobre el Autor: María Jesús Conde

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.